¿Los coches automáticos tienen embrague?

embrague de un coche automatico
Cuando estás conduciendo un coche, no te das cuenta de todas las cosas que suceden en cuestión de segundos. Por ejemplo, a la hora de realizas los cambios de velocidad.
Si tienes un coche de cambio automático, las velocidades se cambian solas. Además, el coche carece de pedal del embrague. Sin embargo, seguro que alguna vez te has preguntado si los coches automáticos tienen embrague, o cómo es el mecanismo para el cambio de marchas. En Neumáticos Nieto vamos a dar respuesta a este pregunta.

¿Qué es un embrague?

En primer lugar, debes saber que la forma de transmitir las velocidades a las ruedas de un coche depende de la transmisión y esta puede ser automática o sincrónica (manual). Los coches automáticos cuentan con una palanca de cambios y cuando la mueves se genera el cambio automáticamente, sin que tengan que intervenir otras piezas automotrices.
Por el contrario, la transmisión sincrónica necesita de un embrague. El embrague no es más que la pieza que permite conectar el motor con la caja de velocidades. Ahora bien, este tipo de mecanismo se pone en marcha cuando pisas el embrague del coche.
En este sentido, podemos decir que los coches automáticos no tienen embrague. Aunque, tanto los coches sincrónicos como automáticos, son propensos a sufrir desgaste en algunas de las piezas que intervienen en el proceso.
Por suerte, en Neumáticos Nieto encontrarás un equipo de trabajo calificado en la mecánica automotriz, capaces de diagnosticar, intervenir, resolver y prevenir cualquier tipo de problema que presente el embrague de tu coche manual o la caja de cambios automática.

Problemas más frecuentes de las cajas automáticas

Mantenimiento de las cajas automáticas

Los problemas que se puedan presentar en las cajas automáticas, dependen en gran medida de la marca de coche. Por lo general, algunas cajas automáticas están ligadas a una mala fama en su funcionamiento y ameritan mantenimientos constantes.
Por otro lado, también puedes identificar algunos síntomas que indican que la caja requiere una revisión y mantenimiento. En este caso, algunos de los problemas más frecuentes de la transmisión automática son los siguientes.
No realiza el cambio de la velocidad o se retrasa
Existen tres posibles causas de este problema, siendo una avería electrónica la razón más común. Esto conlleva a que haya una presión incorrecta en su funcionamiento.
Vibraciones con el aceleramiento
Este es un síntoma muy inespecífico, ya que puede ocasionarlo otro tipo de averías que no están relacionadas con la caja de velocidades. Lo mejor es que contactes con Neumáticos Nieto, ya que somos especialistas en cajas automáticas y sincrónicas.
Olor a quemado
Habitualmente, este problema genera en los usuarios temor, porque piensan que se trata de algo muy grave. Sin embargo, la causa de este problema es un aceite recalentado o también partículas de metal en el interior de la caja de cambios automática. Si quieres resolver este inconveniente, es mejor que te dirijas al taller mecánico de Neumáticos Nieto.
Previous
Next
Es importante que consideres lo siguiente:  una cosa es reparar un problema y otra muy diferente es realizar un mantenimiento. Lo ideal es que puedas realizar el mantenimiento de la caja antes de que el coche comience a presentar algún síntoma de avería.
Cada parte del coche requiere un mantenimiento diferente, por este motivo, nuestro consejo es que puedas asesorarte con profesionales en el área como los que ofrecemos en Neumáticos Nieto.

En líneas generales, el mantenimiento de la caja de velocidades automática debe realizarse 2 veces por año, en caso de un funcionamiento correcto. Entre los procesos que implican el mantenimiento de la caja automática, se encuentran los siguientes:

  • Cambio del aceite y filtro de aceite. Recuerda que cada cierto kilometraje es necesario que reemplaces el aceite.
  • Limpieza de la caja automática

Ahora bien, si no realizas el mantenimiento adecuado de tu caja automática, puedes quedar expuesto a las siguientes consecuencias:

  • Disminución de la fuerza (potencia) de la caja para cambiar las velocidades
  • Desgaste de las piezas internas de la caja de velocidades
  • Problemas en cada cambio de velocidad

No lo olvides, En Neumáticos Nieto nos encargamos de todos los problemas de los embragues y las cajas de cambio de los coches automáticos.

cartel informativo del taller especializado neumáticos nieto en Valladolid

ÚLTIMAS ENTRADAS

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *